BLOG

0

REINVENTARSE

 

 

 

 

 

 

 

Seguro que tú también has sentido INSEGURIDAD en algún momento:

  • El primer día de trabajo.
  • Realizando una tarea nueva o diferente.
  • Ejecutando una actividad que no se te da bien.

A mí hay algo que hace algunos años no se me daba bien.

Nada bien, me aceleraba las pulsaciones.

Y seguro que te sorprende.

Porque lo que a mí no se me daba bien era…

Hablar en público delante de muchas personas.

“Hablas muy rápido.”

“Gesticulas bastante con las manos.”

“Te mueves demasiado.”

Incluso una persona en un evento me llegó a decir que esto no era lo mío y que me dedicara solamente hacer fotos o a vender cara a cara.

Y sí, tuve ganas de tirar la toalla.

Pero mi esposa me decía que continuara. Que no hiciera caso. Que el mensaje que tenía que compartir ayudaría a muchas personas a entender mucho mejor el concepto de vender.

Y es así como me di cuenta de que el único remedio para la inseguridad es la repetición. Es practicar. Es no rendirte.

Que si algo no se te da bien tienes que persistir.

Porque el tiempo, la repetición y un pensamiento optimista son los que ayudan a vencer cualquier inseguridad.

Yo hoy siento que he superado (en parte) esta inseguridad y siento un orgullo tremendo cuando echo la vista atrás.

Quiero que tú también te enfrentes a tus inseguridades. Al menos la que esté relacionada con lo que yo más domino: la venta persuasiva.

Reinventarse no quiere decir convertirse en alguien distinto a quien se es, sino sacar a flote nuestro verdadero SER. (Dr. Mario Alonso Puig)

 

1

La profesión de vendedor tiene una cosa que me da mucha rabia, tiene muy mala imagen, incluso entre familiares, amigos, colegas de asociaciones empresariales, compañeros de cualquier disciplina deportiva, etcétera. Hasta mi propia madre no puso buena cara cuando le comenté que quería ser vendedor, seguro que en esos momentos no acerté con sus expectativas. Después de muchos años me lo confesó, “con lo que apuntabas hijo”. Ni a tu propia madre le agradarás si le dices que tu vocación son las ventas, que quieres ser vendedor.

Parece que dedicarse a vender es un trabajo de desechos, de hecho, no lo llaman ni vendedor, le cambian el nombre; ahora eres asesor, o consultor, o técnico comercial y hasta ingeniero comercial.

En general pensamos que los vendedores son personas interesadas y egoístas, que nos quieren manipular para su beneficio personal. Y no voy a ser yo el que diga que eso es absolutamente falso, porque es cierto que hay personas que ejercen o han ejercido con esas técnicas.

Ser vendedor para una gran parte de los que se dedican a esta actividad no es una profesión vocacional, hay muchas personas que están en el sector de las ventas porque se lo han encontrado y por eso su trabajo no les gusta, y entonces no se preparan, no se forman, no estudian, no trabajan duro.  Por ese motivo encontramos muchos vendedores mediocres que dan muy mala imagen. Nos lo merecemos por no prepararnos lo suficiente, pero también hay vendedores que se preparan todos los días y que dignifican la profesión, que son unos buenos profesionales, que saben que vender es ayudar, inspirar y aconsejar a los clientes.

La mayoría de los vendedores no se preparan, solo tienes que preguntar cuántos vendedores se han leído un libro de ventas en los últimos 6 meses. Los médicos, los mecánicos de coches, los informáticos, etc. estudian, se actualizan…  Los vendedores tradicionales piensan que con un poco de labia les basta y sobra, ese es un tópico que hace que seamos unos vendedores mediocres.

El trabajo de vendedor es una profesión muy difícil y no tiene reconocimiento, pero si encuentras vocación en las ventas, te preparas y estudias, los resultados llegarán y también tu motivación personal.

Cuando doy formación de ventas suelo preguntar: ¿quién de vosotros quiere ser vendedor? Nunca nadie levanta la mano. Me entristece y a la vez me genera la responsabilidad de dignificar más la profesión de vendedor.

Por este motivo, tengo el propósito de hacer cambiar de chip al mayor número de personas respecto de lo que significa vender.

Hay que estudiar, hay que prepararse, hay que aplicar nuevas metodologías de cambio basadas en la evidencia, el mundo sigue cambiando y las ventas también.

 

Alfonso González. Vendedor.

 

0

Todos vendemos y compramos a diario, ya sea en su forma comercial, personal o emocional.

En mi opinión, la venta está en todas las partes.

¿Cuál es la esencia de un negocio?

“Comprar o crear algo y venderlo por más de lo que nos ha costado”

Entonces para que un negocio exista, ha de haber una venta.

La existencia del producto o servicio da igual lo bueno que sea, es fundamental,  pero nunca es suficiente.

Si tienes un negocio, ser un buen vendedor no es una opción, es una obligación.

Vender es ayudar

Hay dos visiones contradictorias sobre lo que significa vender:

La primera es la más común en mi entorno.

Vender es manipular, es forzar, es usar trucos para conseguir algo que yo quiero a costa de la otra persona.

Es una visión con la que muchas personas nos sentimos incómodas.

No queremos ser esa persona, y por eso no vendemos de forma activa.

La segunda visión es muy diferente:

Vender es persuadir, es ayudar, es aconsejar a la otra persona a tomar una decisión en su propio beneficio, creando una relación ganar-ganar a largo plazo.

Entonces, cambiemos nuestro paradigma sobre ventas y vendedor, porque todos somos vendedores.

Piénsalo.

Alfonso González

P.D: Si quieres que lo hablemos cara a cara, contacta en el formulario de nuestra web.

www.novasetplus.com

0
Las dos cualidades principales del vendedor
Existen dos cualidades fundamentales que debe cultivar un vendedor. En ellas debe crecer profesionalmente cada día, ante cada entrevista de venta. Ellas son:
EMPATÍA: Capacidad de crear una buena relación con su cliente. Es la habilidad de interpretar las necesidades y sentimientos de su cliente, de generar confianza, de crear ese clima de cordialidad y distensión que necesita para tomar una decisión.
PROYECCIÓN: Capacidad de resolución, de concreción, de cierre. Es la agresividad “sana” que debe cultivar el vendedor para poder ayudar al cliente a tomar una decisión.

 

Cualidades del vendedor profesional

 

Los cuatro perfiles de vendedores respecto a estas dos cualidades fundamentales:

Vendedores amigos: Con gran capacidad para interpretar necesidades y generar confianza, pero con baja capacidad de resolución. Se hacen amigos de sus clientes pero no venden, el cierre les incomoda.

Vendedores  piratas: Estos son más listos, “para ellos”. Son los que utilizan las técnicas de venta en su propio beneficio, sin pensar siquiera, si el otro se beneficia o no, son los que ganan y los otros pierden.

Vendedores torpes: No tienen ni una ni otra capacidad, son los que en las relaciones personales ellos pierden y sus amigos, sus clientes también pierden.

Vendedores águilas: Son los que saben utilizar las técnicas de venta para ayudar a los demás y a ellos mismos, es la adecuada combinación de empatía y proyección, para crear una excelente relación profesional con sus clientes.

Todo buen vendedor debe tener como objetivo, utilizar al máximo su personalidad para saber persuadir, mantener el control de las situaciones más difíciles y vender más.

Si otros lo han conseguido, tú también puedes.

Alfonso González

info@novasetplus.com